CataluñaEspañaEuropaTarragona

6 actividades que hacer en el delta del Ebro, Tarragona

  

El parque natural del delta del Ebro no es un espacio cerrado, restringido o prohibido. Aunque hay zonas a las que no se puede acceder sin un permiso, gran parte de su superficie está abierta al público para que disfrute de él. Tanto si eres de moverte –rutas andando o en bicicleta o deportes náuticos– como si eres más de contemplación –observación de aves– o prefieres disfrutar de la “despensa del delta” –mejillones y ostras–, siempre encontrarás, entre todas las actividades que hacer en el delta del Ebro, una que te encantará.

Tarragona Delta del Ebro Terres Ebre Arrozales

Rutas en bicicleta: turismo activo en el delta del Ebro

Ya lo he dicho en otras ocasiones: no sé montar en bici. Mantener el equilibrio me estresa y hacer que ese trasto gire siguiendo la curva del camino se convierte en una odisea que me obliga a poner los pies en la tierra, levantar la bicicleta y colocarla enfilada hacia donde hay que continuar. Con todo y con eso, me liaron para hacer una pequeña ruta en bici, eléctrica –en teoría más fácil–, desde L’Ampolla por el hemidelta norte.

tarragona delta del ebro terres ebre arrozales

Pistas de tierra, tranquilidad, arrozales –verdes en el momento de nuestra visita–, playas… casi consiguieron que olvidara que estaba subido en una bicicleta. Casi, porque, como decía, cada curva implicaba poner pie a tierra… Seguro que, con más habilidad sobre dos ruedas, se disfruta mucho más.

Birding, observación de aves en parque natural del delta del Ebro

Si los humanos nos acercamos al delta del Ebro a hacer turismo, las aves lo hacen por motivos más prácticos. Entre las que viven todo el año y las migratorias, la cuenta supera los 250.000 ejemplares –aunque está en claro retroceso por culpa de… ¡un caracol!: sí, has leído bien, un caracol, para ser más precisos el caracol manzana –. Flamencos, patos, fochas, cercetas, charranes, avefrías, garzetas, gaviotas… y muchas más utilizan las tierras del delta como hogar –fijo o de paso– y como despensa en la que alimentarse.

Tarragona Delta del Ebro Terres Ebre Flamencos

Las estrellas de nuestra visita al delta del Ebro fueron los elegantes flamencos –hay unos 17.000 en el parque así que no es difícil verlos–. El color rosado de sus plumas, la esbeltez de sus cuellos y esa forma de moverse y casi danzar en grupo se llevó casi todos los disparos de nuestras cámaras de fotos. ¿Quién podía resistirse? Desde el mirador de La Tancada –una laguna cerrada en el hemidelta sur– salieron a nuestro encuentro, bueno, al de los telescopios y teleobjetivos, tampoco vayas a pensar que se colocan a tu lado.

tarragona delta del ebro terres ebre parque natural flamencos

En todo el parque hay varios miradores y hides, refugios mimetizados con el paisaje que pasan desapercibidos a las aves y permiten la observación más cercana. Es posible recorrerlos por libre o acompañado de un guía de alguna de las empresas que se dedican al birding en la zona.

Tarragona Delta del Ebro Terres Ebre Flamencos

Nadar con atunes en Tarragona

Después de nadar con el gran tiburón blanco en Sudáfrica y con un par de tiburones toro en Australia, o de saltar al océano Antártico con las focas, pingüinos y demás fauna –que no se acercan, tranquilos, no estamos tan locos–, ¿cómo podía decir no a nadar con atunes? No es exactamente en el propio delta del Ebro, pero quién no conduciría unos pocos kilómetros para disfrutar de la experiencia.

Tarragona Delta del Ebro Terres Ebre Tuna Tour Piscinas

Desde L’Ametlla de Mar zarpan los barcos de Tuna Tour hacia las piscinas en las que se crían los atunes rojo de Balfegó, a unos 5 km de la costa. Por el camino nos fueron explicando lo que nos íbamos a encontrar: muchos sólo habíamos visto los atunes en las pescaderías o en lata. Animalitos de hasta 3 metros de largo y 600 kilos de peso. Muy tímidos y precavidos, tanto que, según el personal del barco, es imposible que te rocen o que se rocen entre ellos. Lo que es una suerte porque las aletas acaban con púas afiladas.

Tarragona Delta del Ebro Terres Ebre Tuna Tour Atun

Todo suena muy bien hasta que llegas a la piscina y, para animar a los atunes a asomarse, comienzan con la alimentación lanzando pescado desde el barco. Al ver a esos animalitos lanzarse a por la comida a velocidades que llegan a los 31 km/h, no puedes dejar de recordar al tiburón blanco, al tiempo que piensas que allí había una jaula y aquí habrá un bañador.

Tarragona Delta del Ebro Terres Ebre Tuna Tour Atun

Saltas al agua y te olvidas de todo, disfrutas de la emoción de ver aparecer a un atún cerca y del miedo-respeto al sentir que se está acercando más de lo que crees que es seguro –que son carnívoros–. La experiencia se completa con la degustación del atún rojo camino del puerto de vuelta.

Crucero en velero por el delta del Ebro

Las tranquilas aguas de la bahía de Los Alfaques, entre el hemidelta sur y la punta de la Banya, son el lugar perfecto para disfrutar de una salida en barco por el delta del Ebro. El puerto de Sant Carles de la Ràpita, además de barcos pesqueros –la lonja, la fábrica de hielo y las atarazanas para construcción de barcos demuestran la importancia de la pesca en la ciudad–, también sirve de amarre para barcos turísticos como el velero clásico Butterfly con el que navegamos nosotros.

tarragona delta del ebro terres ebre navegando velero butterfly charters

No tuvimos mucha suerte con el viento, no llegó a hinchar por completo las velas de los dos mástiles del barco, pero, a motor, llegamos a la zona de la bahía en la que viven las nacras. ¿Qué son las nacras? Una especie de mejillón gigante, puede llegar a medir un metro de longitud, aunque en el delta del Ebro son bastante más pequeñas –al menos las que vimos no superaban los 50-60 centímetros–.

Tarragona Delta del Ebro Terres Ebre Nacra

Fue Lucas, el patrón del barco, el primero que nos habló de la “despensa” del delta del Ebro: pescado y marisco en el agua, arroz en la tierra y, en el interior ganado, verduras y hortalizas. También nos contó su historia y la de su barco… que da para un libro que, lo mismo, se anima a escribir algún día.

Visitar bateas de ostras y mejillones en Musclarium

Y si hablamos de degustar producto típico del delta del Ebro, no se pueden olvidar las ostras y los mejillones. Más de tres millones de kilos de mejillones y uno de ostras salen de las bateas del delta que, además de la producción, se han convertido en atracción turística. Las de Musclarium están cerca de Sant Carles de la Ràpita, en el hemidelta sur y, como a las piscinas de atunes, se llega a ellas con sus propias embarcaciones o con cruceros que hacen parada para la degustación, que fue como llegamos nosotros.

Tarragona Delta del Ebro Terres Ebre Musclarium Buterfly

Las bateas, construidas en la década de 1940, se concesionan por 30, 40 o 50 años y sólo dos de ellas se han acondicionado para que los turistas puedan acceder. Y, ¿si no te gustan ni los mejillones ni las ostras? Pues siempre te quedará aprender cosas como que el crecimiento de un mejillón requiere nueve meses –como un embarazo humano–, que si el agua en el que está supera los 30 grados muere –por eso se cría de septiembre a mayo– o que la cría de la ostra requiere de ¡dos años!

Tarragona Delta del Ebro Terres Ebre Bateas

Qué hacer en el delta del Ebro: disfrutar de sus playas

No podía dejar de mencionar las actividades náuticas, que sigue siendo costa y Mediterráneo. Además de las típicas de tumbarse a tomar el sol o nadar en las varias playas que los sedimentos del Ebro han ido formando al norte y al sur del delta, también el viento está presente.

Tarragona Delta del Ebro Terres Ebre El Trabucador Kitesurfer

El Trabucador no es más que una lengua de tierra con playas a los dos lados: al este hacia el Mediterráneo, al oeste hacia la bahía de Los Alfaques. No sé cuánto tiene esto que ver con el hecho de que haya viento, pero lo que consigue es convertir la lengua en un lugar increíble para disfrutar de las puestas de sol. Los kiters –practicantes de kitesurf– tienen allí su lugar y no es difícil conseguir incluirlos en la foto perfecta.

Tarragona Delta del Ebro Terres Ebre El Trabucador Puesta Sol

El parque nos demostró que no es un lugar aislado, está muy vivo y, cada día, inventan nuevas actividades para que siempre encuentres algo que hacer en el delta del Ebro.

¿Te quieres de ir de viaje al delta del Ebro por libre? Aquí puedes hacerlo:

  • Alquila el coche en Tarragona al mejor precio comparando entre varias compañías con aquí.
  • Las mejores guías de Tarragona aquí.
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *