Consejos Viajeros

Problemas en los viajes: cómo evitarlos, cómo solucionarlos y nuestra experiencia

  

Siempre contamos lo mucho que nos gustan los sitios que visitamos, lo encantadora que es la gente en diferentes partes del mundo, lo bien que se come… Sí, nos gusta resaltar lo positivo. Pero también pasan cosas malas en los viajes, no más que cuando estás en tu casa, pero puede que lejos de ella sean más difíciles de solucionar. Hablamos de problemas en los viajes, de cómo evitarlo y cómo solucionarlo, con alguna anécdota personal…

Venezuela Autobus Frio

Primer consejo válido para todos los casos y que yo casi nunca consigo aplicar: no estresarse y mantener la calma, la educación y una sonrisa. ¡Tú puedes!

Demora, daños o pérdida de maleta en los vuelos

Éste es uno de los problemas más comunes que se tienen al viajar. Si has volado unas cuantas veces, seguro que alguna vez te ha pasado. A nosotros nos han perdido la maleta en más de una ocasión. Cuando iba a Italia desde España haciendo escala en Roma con Alitalia, una cuarta parte de las veces, mi maleta no llegaba… y lo bueno es que en el aeropuerto de Ancona me decían que tenían que enviar un “burofax” a Roma para saber qué pasaba –y no hace tanto tiempo– y que ¡sabrían cuándo llegaba la maleta al verla en la cinta! Así de modernos son en mi pueblo.

Por otro lado, cuando fuimos a Japón con Air France haciendo escala en París, las mochilas no llegaron por el poco tiempo que tuvimos en la escala (el primer vuelo se había retrasado), pero en lugar de nuestras mochilas había una maleta de plástico con una pizarra pegada encima y nuestros nombres, diciendo que fuéramos al mostrador. Ahí sabían exactamente dónde estaban y cuándo llegarían, y esa misma noche nos llegaron al hotel. ¡Qué diferencia!

Aerpuerto Equipajes Palo Tanzania

También se nos han roto un par de trolleys en los viajes… sí, nos ha pasado de todo.

Cómo prevenir las demoras y las pérdidas de maletas

Si estás pensando que prevenir las demoras y las pérdidas de maletas es imposible tienes razón… pero no. Si consigues viajar sólo con equipaje de mano no tendrás que volverte a preocupar por nada de eso.

Que te pierdan la maleta es algo difícil de prevenir, aunque nunca está de más confirmar que tu destino y el que indica la etiqueta de las maletas es el mismo. Llegar a Santiago de Chile al tiempo que tus maletas dan vueltas en la cinta del aeropuerto de Santiago de Compostela no es plato de gusto.

Un consejo para prevenir las demoras de maletas: en vuelos con escalas, elegir escalas largas, de al menos 3 horas. Así tanto tú como tu maleta tendréis tiempo para llegar al siguiente vuelo. Para ir sobre seguro es posible preguntar, al embarcar en el avión, si tu equipaje está en la bodega –con el código de la maleta lo pueden confirmar–.

Maletas Eqiupaje Mano Cabina

Si llevas objetos de valor en la maleta facturada, no dudes hacer una declaración especial del valor del contenido del equipaje en el momento de la facturación. Esto te permitirá reclamar por este valor en el caso de pérdida –si no, sólo se puede reclamar hasta 1.300€–.

Una cosa más que se puede hacer es contratar un seguro de viajes, ya que suelen incluir un pago por daño o pérdida de las maletas. Nosotros viajamos con el seguro de IATI –y ofrecemos un 5% de descuento para nuestros lectores que lo contraten desde aquí– que incluye en todas sus modalidades cobertura por robo y daños al equipaje pero, para ser honestos, nunca lo hemos usado para esto, “sólo” para enfermedades y robos.

Qué hacer y cómo reclamar si te pierden las maletas

En caso de demora –si el equipaje aparece antes de 21 días se considera demora, si no aparece o lo hace después se considera pérdida– o de daño, en el mismo aeropuerto de llegada tienes que dirigirte al mostrador de la aerolínea para rellenar el parte de irregularidad del equipaje. En principio tienes hasta 21 días para rellenarlo, pero lo mejor es que lo hagas en el momento. Y luego, por supuesto, puedes reclamar: en nuestro artículo sobre cómo reclamar y obtener indemnizaciones para vuelos cancelados, retrasados, con overbooking, etc. te explicamos cómo hacerlo online y sin tener que pagar abogados y notarios en el caso de ir a juicio y sin tener que hacer seguimiento.

Retraso, cancelación de vuelos y overbooking

Otra cosa que le ha pasado a prácticamente todo el mundo si viaja bastante es que le retrasen o cancelen un vuelo. En nuestro caso, al ir a Jordania nuestro vuelo de Iberia salió con 6 horas de retraso, al ir a China nuestro vuelo de conexión de Air France se canceló y tuvimos que ir con KLM vía Amsterdam y llegamos con unas cuantas horas de retraso también, etc.

Avion Retrasado

Lo que no nos ha pasado nunca es el overbooking, aunque nos habría gustado que nos pasara en alguna ocasión, por ejemplo volviendo de isla de Pascua para quedarnos unos días más… a veces hay que aprovechar lo “malo” también.

Qué hacer para prevenir los retrasos, cancelaciones y overbooking

Para prevenir retrasos y cancelaciones poco se puede hacer, lo único sería evitar compañías que suelen tener problemas con eso, sobre todo en algunas temporadas.

En cuanto al overbooking, lo mejor es hacer la facturación lo antes posible. Puedes hacer la facturación online con antelación –los tiempos cambian según la compañía aérea– y, una vez que tengas la tarjeta de embarque, no te suelen dejar en tierra. Así que, no llegues el último al mostrador para facturar, aunque tengas más posibilidades de upgrading también las tendrás de overbooking.

Qué hacer y cómo reclamar los retrasos, cancelaciones y overbooking en vuelos

De esto también hablamos en nuestro artículo cómo reclamar y obtener indemnizaciones para vuelos cancelados, retrasados, con overbooking, etc. Lo bueno es que, en este caso, puedes reclamar por problemas que has tenido hasta hace 15 años y todo online, siempre sin hablar con abogados y  notarios en caso de tener que ir a juicio y sólo rellenando unos ficheros. Eso sí, las reclamaciones van para largo. Nosotros hemos conseguido, dos años después de comenzar la tramitación, unos 1.700 para dos reclamaciones €. Pero, eso sí, prisa no teníamos ninguna.

Robos y hurtos en el país de destino

Sólo nos han robado con violencia un par de veces: una vez con cuchillo en Girona y una vez de un tirón desde una moto en Mendoza, Argentina, durante nuestro año de viaje por Sudamérica. Eso sí, yo he tenido unos cuantos intentos de hurto en Madrid yendo en metro al trabajo…

En el primer caso, en Girona, no estábamos asegurados, pero afortunadamente sólo nos robaron algo de dinero. En el segundo, en Mendoza, nos robaron la cámara  y estábamos asegurados con IATI seguros, así que pudimos recuperar parte de su valor. La verdad es que fueron muy rápidos: en una semana ya teníamos el dinero. Fue justo después de ese viaje que empezamos a recomendar IATI y a ofrecer el 5% de descuento a nuestros lectores –sólo pinchando en este link–.

Qué hacer para prevenir los robos y hurtos

En los artículos de consejos para viajar siempre incluimos una sección de seguridad en los viajes, también puedes encontrar más consejos en el artículo específico que escribimos sobre seguridad en los viajes y cómo viajar seguro. Lo más importante: conocer el entorno, no descuidar nunca de tus pertenencias y no dar alarde de objetos de valor, en más o menos medida según el país. También es bueno tener seguro de viaje pero recuerda: los seguros sólo cubren los robos, no los hurtos (robos sin violencia o intimidación).

Es bueno también tener separadas las tarjetas, si tienes más de una, y el dinero en efectivo, teniendo a mano sólo una pequeña cantidad si viajas con mucho, para tener siempre algo para emergencias. Según el país, puede ser buena idea también tener un bolsillo interior o una faja/ riñonera billetero oculto para esconder el dinero.

Mompos Mototaxi Calle Noche

Qué hacer si te roban

Si te roban lo primero, casi siempre, poner la denuncia en comisaría. Y digo casi siempre porque la policía en algún sitio no es de fiar. Eso sí, si no pones la denuncia el seguro no te cubrirá el robo.

Si el robo es de tarjetas de crédito o débito, debes ponerte en contacto con tu banco lo antes posible para cancelarlas (estaría bien que tuvieras ese número apuntado para casos de emergencia). Si se trata de documentación y estás fuera de tu país de residencia, debes ponerte en contacto con el consulado de tu país para tramitar una de emergencia. En esos casos, y siempre, tener copias digitales de tus documentos hará que el proceso sea más sencillo.

Enfermedades durante los viajes

En nuestros viajes cortos nunca habíamos tenido problemas de salud, pero en nuestro viaje de un año por Sudamérica sí que tuvimos algunos, aunque por suerte se reveló ser pequeño. Yo creía tener dengue en Salvador de Bahía –tenía más de 40ºC de fiebre–, y al final se reveló ser una infección de garganta, luego tuve una infección de muelas en pleno trekking al Roraima, JAAC tuvo un problema que todavía no está del todo identificado en Colombia y se torció el tobillo en Puerto Natales, Chile… Y todos estos casos, usamos nuestro seguro de IATI –sí, el del que ofrecemos el 5% de descuento nuestros lectores desde entonces, te lo repetimos por si sólo lees esta parte– y nos funcionó bien: en Salvador de Bahía fue un médico al hotel porque no podía moverme, en Venezuela fui al dentista en cuanto volví del trekking, y en Colombia y Puerto Natales el seguro nos indicó a qué hospital ir, siempre sin adelantar dinero.

Chile Puerto Natales Esguince

Qué hacer para prevenir las enfermedades

Da igual el destino al que tengas pensado ir, nunca se sabe qué alertas sanitarias puede haber en la zona así que, nuestro consejo es pasar siempre por el centro de vacunación internacional y que te informen, y vacunen en el caso que sea necesario. Si tu viaje va a ser de larga duración, un chequeo médico y una visita al dentista tampoco estarán de más, a nadie le gusta descubrir que está enfermo fuera de casa.

Otro punto básico a tener en cuenta es el botiquín. Los hay ya preparados con todo lo necesario o puedes organizar tú el tuyo con lo que más te convenga. En el artículo sobre qué meter en la mochila contamos cómo preparamos el nuestro.

Mientras estás de viaje también hay que tener algo de cuidado: además de no lanzarse a hacer locuras –como subirse a un avestruz, error que le costó a JAAC una operación de cadera– estar atento a las comidas. Los alimentos crudos o el agua del grifo (y el hielo) en algunos países no son una gran idea… También hay que intentar comer sano y variado, no pasarse y no saltarse las comidas, sobre todo si se viaja durante periodos largos de tiempo. Eso sí, siempre hay que tener un equilibrio: probar las delicias de cada país es parte fundamental del viaje.

china comida callejera

Timos en los viajes

Sí, también nos han timado, aunque no lo hayamos contado nunca por vergüenza. En Pekín, en nuestra última noche en la ciudad, caímos en el timo de “los estudiantes y la tetería”, nos fuimos a tomar té con dos “estudiantes” chinos que supuestamente querían practicar inglés y la cuenta fue desorbitada. Eso sí, volvimos, llamamos para que nos abrieran la tienda con la excusa de que se nos había olvidado algo, amenazamos con llamar a la policía y nos devolvieron casi todo el dinero.

Cómo prevenir los timos

Se podría decir que para prevenir los timos lo mejor es no fiarse de la gente que intente ayudarte en los viajes, pero así perderías la ocasión de vivir grandes experiencias viajeras y de conocer a gente que quiere te ayudar de verdad y desinteresadamente, que es la mayoría.

Entonces, ¿qué hacer? Lo mejor es informarse, por ejemplo en blogs de viajes o en otras páginas de internet, antes de viajar o en el hotel al llegar, sobre los timos más habituales de la zona que se va a visitar: suelen ser siempre más o menos los mismos.

Qué hacer cuando te timan

Si ya te han timado, poco hay que hacer más que ir a denunciarlo a la policía, en el caso que en el país en cuestión la policía sea de fiar. También hay que ver si se puede intentar recuperar algo, como en nuestro caso en China… Y después, avisar a la gente del hotel y a otros turistas para que no les pase también a ellos.

Problemas con agencias, hoteles, transportes locales, etc.

Lo primero que hay que tener claro cuando se viaja es que se van a conocer lugares distintos pero también costumbres distintas.

Nos quedamos tirados en Santa Marta porque llegamos cinco minutos tarde al punto de encuentro, aunque, en algún caso, hemos tenido que esperar alrededor de media hora antes de que comenzaran. En Cuzco el tour por el Valle Sagrado no nos llevó a todos los sitios que nos había contado el jalador o en Salto Ángel nos jugamos la vida bajando de noche por la selva encharcada.

Peru Machu Picchu Niebla

Despertarse en mitad de la noche porque diluvia y hay una gotera justo encima de tu cabeza en la habitación, nos pasó en Alter do Chão. O, cosas más “normales” como encontrarse con que la habitación que te dan al llegar al hotel tiene cosas de otro huésped, no está limpia o directamente tiene olor a moho también las hemos sufrido.

Por no hablar de retrasos en los autobuses, más de cinco horas tarde llegamos en un trayecto de ocho en Perú, sufrimos un accidente en Colombia…

Cómo prevenir los problemas con agencias, hoteles, transportes locales, etc.

No siempre se puede, por no decir casi nunca, prevenir este tipo de problemas. Contactar sólo con agencias con buenas referencias, lo mismo con los hoteles y buscar compañías de transporte conocidas en el país es el consejo básico.

El otro consejo básico es tener por escrito todas las condiciones de lo que se contrata: hora y lugar de recogida, recorrido y puntos a visitar y horarios en el caso de las excursiones. Hora de chek-in –la hora a partir de la cual podrás entrar en el hotel– y de check-out –la hora a la que tendrás que dejarlo libre–, así como el tipo de habitación reservada para el caso de los alojamientos. Y hora y lugar de salida y hora y lugar de llegada para los transportes. De esa forma, si no se cumple alguna de las condiciones será más fácil reclamar al tenerlas por escrito y firmadas por el vendedor.

Qué hacer cuando las cosas no van bien con agencias, hoteles, transportes locales, etc.

Si algo ha ido mal o no ha ido como estaba previsto, no dudes en quejarte. Siempre se puede presentar una reclamación si el autobús ha llegado con cinco horas de retraso, si la habitación tenía goteras, si la excursión no incluía algún lugar que te dijeron que ibas a visitar… Nosotros lo hemos hecho en muchas ocasiones y siempre se ha solucionado todo de forma beneficiosa: descuentos o devolución del precio del billete, noches gratis en el hotel o excursión privada a los lugares que no se visitaron con el grupo. Pregunta por el libro de reclamaciones –o la figura correspondiente en el país en que te encuentres– e infórmate de si existe un cuerpo especial de policía turística en el país, serán tus mayores aliados.

Problemas con viajes combinados

En el caso de contratar viajes combinados, o sea paquetes vacacionales que incluyen vuelos, hoteles y tours, la responsabilidad en el caso de tener problemas es tanto de la empresa con la que se ha contratado los servicios como de las que los proporcionan. La verdad es que nosotros no solemos contratar viajes combinados, pero puedes encontrar más información sobre qué hacer en caso de problemas con ellos en las páginas webs de las asociaciones de consumidores, por ejemplo en España OCU o Facua.

Problemas con fronteras, aduanas, aeropuertos y agentes de la ley

Las fronteras, aduanas y aeropuertos son lugares en los que la autoridad te puede llegar a estresar: inspecciones de equipaje –en Australia o Chile, por experiencia personal, son bastante “pejigueros”–, interrogatorios –en las cinco horas que pasamos en la frontera israelí nos interrogaron por separado para contrastar nuestras respuestas–, confusiones… Por supuesto, me refiero a un estrés que no esté relacionado con que lleves en el equipaje algo que no debas o tengas un historial en el país que no te permita entrar…

Madrid Aeropuerto Barajas Adolfo Suarez

Caso aparte son los encontronazos con los agentes de policía –o cualquier otro cuerpo de seguridad– en algunos países. ¿Es mejor transigir y pagar lo que pidan para seguir con tu viaje tranquilamente o mantener la dignidad y no aceptar el chantaje? Tenemos que decir que, por suerte, nunca nos hemos encontrado en una situación así –la policía de Brasil nos ayudó a pesar de lo mal que se habla de ellos, ignoramos las peticiones lejanas de una pareja de agentes en El Cairo y jamás se nos acercó ningún policía en nuestro paso por Rusia– pero suponemos que todo dependería del momento: de si tienes tiempo, de si tienes ganas, de tu estado de ánimo…

Qué hacer cuando hay problemas con fronteras, aduanas, aeropuertos y agentes de la ley

Este tipo de situaciones no se pueden evitar. Bueno, siempre que sean aleatorias y no se deban a que has cometido un delito o lleves en el equipaje algo que no debas –lo que también sería un delito–. Como decía antes, ten en cuenta que te encuentras en una situación de desventaja, por lo que nunca debes perder la calma ni perder el respeto a la persona que hable contigo. De hecho, mantener siempre la sonrisa es muy aconsejable. Y mostrar que no tienes prisa también, piensa que puedes ser tú el que, con tu calma, puedas hacérsela perder al policía de turno y que ya no le interese chantajearte y pase al siguiente.

Sí, la mayoría de las experiencias viajeras son positivas, pero también hay cosas malas. Eso sí, en la mayoría de ocasiones no es nada grave y se trasformarán en divertidas anécdotas viajeras.

2 comentarios

  1. Clementine
    21 Febrero, 2017 en 19:52 — Responder

    Muchas gracias por compartir tus experiencias! Próximamente iré de viaje a Europa y esta información me servirá muchísimo.
    ¡Gracias!

    • 22 Febrero, 2017 en 08:59 — Responder

      ¡Hola Clementine! Muchas gracias, me alegro que la información te sea útil, ¡buen viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *