AlicanteComunidad ValencianaEspañaEuropa

El Barranc de l’Infern, senderismo en el interior de Alicante

  

Es posible que nunca te hayas planteado viajar a Alicante con la intención de hacer una ruta de senderismo. La playa, las palmeras, las fiestas… pueden parecerte más atractivas. No cabe duda de que para todo hay un público, pero también hay que saber que se puede hacer un trekking antes de descartarlo. A pocos kilómetros de Dénia se encuentra el Barranc de l’Infern, en la Vall de Laguar, una ruta de senderismo en la que hacer algo de ejercicio antes de volver a tumbarte en la playa, a disfrutar de la gastronomía de la ciudad y a completar la lista de nuestras 12 cosas que ver y que hacer en Dénia.

alicante barranc de l'infern barranco infierno senderismo rio girona salto

Lo primero que tengo que decir es que no decidimos nuestros destinos de viaje para hacer caminatas pero que, si hay ocasión, nos gusta ponernos las zapatillas y lanzarnos a caminar por la montaña como al que más. De hecho, no nos bañamos en las playas y calas de Dénia y sí que recorrimos la ruta del Barranc de l’Infern y parte de la de Les Rotes. Tú puedes bañarte también, te lo permitimos, pero no dejes pasar la oportunidad de descubrir una parte de Alicante que te sorprenderá.

El barranco del infierno, ¿del infierno?

El nombre de la ruta Barranc de l’InfernPR-CV 147– es el del barranco que bajas y subes cuatro veces durante el recorrido. La verdad es que no sabemos con seguridad el motivo por el que el barranco tiene el nombre de “Infierno”, pero después de la segunda subida desde el cauce seco del torrente, no podíamos estar más de acuerdo con el que se lo había puesto. Existe una teoría sobre el nombre que se basa en el lenguaje de los íberos y en la transformación que la palabra sufrió con los siglos –eso explicaría la cantidad de barrancos y gargantas del infierno que hay en España–.

alicante barranc de infern barranco infierno senderismo torrenteparedes

Pongámonos en situación: finales de junio –concretamente el día 27–, pasadas las diez y media de la mañana y con más de 20 grados de temperatura. En esas condiciones comenzó nuestra ruta por el Barranc de l’Infern. Nos esperaban poco más de 12 kilómetros, aunque según el cartel debíamos haber andado 14, y unos cuantos miles de escalones. Sí, de escalones.

Los escalones del Barranc de l’Infern

La ruta que atraviesa varias veces el barranco está formada por escalones. Hay algunos tramos de rampa aunque casi todo el recorrido implica subir o bajar peldaños. Podemos asegurar que perdimos pronto la cuenta pero rondan los ¡7.000 escalones! a lo largo de los 12,26 kilómetros. ¿Estás preparado?

alicante barranc de infern barranco infierno senderismo paisaje escalones

No sabemos si es debido a los escalones –en teoría construidos en época mozárabe– o porque acabas rezando por un poco de sombra o de rampa, el caso es que la ruta del barranco del infierno también es conocida como la catedral del senderismo. No podía ser una mezcla más extraña, a la vez que adecuada, el infierno y la catedral: la escalera al infierno y los peldaños al cielo en 12 kilómetros.

alicante barranc de infern barranco infierno senderismo rampas

Caminando por el Barranc de l’Infern

Un punto a favor de la ruta del barranco del infierno es que está bien señalizada. Pocas veces hemos hecho un trekking y no nos hemos perdido –durante el Camino tampoco nos perdimos, conste–. En este caso, además de las señales –amarillas y blancas de PR– también hay que decir que no hay muchas opciones en las que equivocarse: la ruta es casi única en todo el recorrido.

alicante barranc de l'infern barranco infierno senderismo triple flecha

Nada más salir de Fleix llegamos al lavadero de Font Grossa. Ahí encontramos la única “dificultad de orientación”: al ser una ruta circular había flechas hacia los dos lados: Benimaurell y Juvees D’Enmig. Giramos a la derecha –hacia Juvees D’Enmig– y, tras pasar un pequeño túnel en la montaña, nos encontramos con el cauce seco del río Girona. Además del cauce, nos encontramos con los escalones que nos llevarían hasta él y, al otro lado, una línea blanca que zigzagueba por la ladera opuesta. En ese momento nos dimos cuenta de que lo de los escalones no era una broma.

Alicante Barranc de l'Infern

El cauce del río nos recibió con sus cantos rodados completamente secos –tampoco hay mucha sombra para resguardar algún charco de agua olvidado– y con la imagen de la subida que nos esperaba al otro lado.

¿Quién dijo miedo? El paisaje es completamente distinto al que habíamos visto hasta ese momento en la provincia de Alicante: montes, matorrales, el barranco… Sin olvidar la tranquilidad, estábamos solos haciendo la ruta –en todo el camino nos cruzamos con cuatro o cinco personas–.

alicante barranc de l'infern barranco infierno senderismo camino

Nuestro “infierno” en el Barranc de l’Infern

Después de casi una hora de subir peldaños, el cansancio comenzaba a aparecer en nuestras piernas. Nada que cuarenta y cinco minutos de bajarlos no arregle. Así es el infierno: bajadas con desniveles de 300 metros seguidos de subidas con el mismo desnivel que van arañando la ladera del monte como si de un Tourmalet de la zapatilla y no de la bicicleta se tratara. ¿Cuántas curvas? Incontables. Destierra la ilusión de que ya habrás llegado arriba en la siguiente curva… cuando gires seguirás subiendo.

alicante barranc de l'infern barranco infierno senderismo torrente marca piedras

En algunos momentos nos preguntamos si la montaña estaba creciendo según caminábamos, si estaba jugando con nosotros creando nuevos tramos de escalones de subida que después se convertirían en otros de bajada.

Las horas iban pasando, las cuatro que leímos en el cartel que iniciaba la ruta nos parecían imposibles de conseguir. Cuando nuestra ruta llegaba a las cuatro horas, nosotros habíamos recorrido sólo tres cuartas partes. El GPS del móvil marcaba 8 kilómetros, las fuerzas marcaban la reserva y el Sol marcaba el calor que estábamos pasando.

alicante barranc de l'infern barranco infierno senderismo paisaje

Un tramo de sombra por el interior de una zona boscosa vino a socorrernos, a darnos las fuerzas que necesitábamos para llegar hasta lo más alto de la ruta602 metros en la última subida–. Desde allí cuesta abajo hasta llegar de nuevo a la Font Grossa y, por la carretera, hasta Fleix. Al coche y a la segunda botella de agua que habíamos comprado por la mañana cuando salimos de Dénia.

alicante barranc de l'infern barranco infierno senderismo sobrevivimos

Mapa de la ruta del Barranc de l’Infern

Cinco horas y trece minutos después de comenzar la ruta, llegamos al cartel del PR-CV 147. Según el móvil con unas 1.400 kcal menos y después de haber subido más de un kilómetro en acumulado, y de bajarlo. Aquí tienes el mapa de nuestra ruta.

altimetria barranc de infern

Dónde está el Barranc de l’Infern

La ruta del Barranc de l’Infern comienza en el pueblo de Fleix y, como ruta circular que es, también termina allí. Ahora bien, ¿dónde está Fleix? A unos 20 kilómetros de Dénia hacia el interior de la provincia de Alicante por la CV-731.

alicante barranc de infern barranco infierno senderismo paisaje barranco

Consejos para hacer la ruta del Barranc de l’Infern

El principal consejo para hacer la ruta del Barranc de l’Infern, y que nosotros no seguimos, es: madruga. Hacer esta ruta con el Sol en lo más alto usándote como si fueras el gnomon de un reloj no es la mejor idea, lo sabemos bien.

Los demás, los normales para cualquier ruta de senderismo:

  • calzado adecuado, al tratarse de escalones no hacen falta botas de media caña y con unas zapatillas es más que suficiente;
  • gorra y protector solar, aunque madrugues, las más de cuatro horas de caminata serán suficientes para que Lorenzo salga a saludarte;
  • agua, en teoría hay un par de fuentes a lo largo del camino pero nosotros las encontramos secas;
  • barritas energéticas, frutos secos, chocolate… si el calor es alto deja el chocolate en casa, se derretirá.

alicante barranc de infern barranco infierno senderismo torrente flora

Si no hay riesgo de lluvia no necesitarás un chubasquero y, según la época del año, tampoco nada de abrigo. Si hay riesgo de lluvia o ha llovido en los días previos es posible que el barranco no se pueda cruzar por el cauce del río Girona, infórmate antes de empezar en ese caso.

Como he dicho, la ruta está muy bien señalizada por lo que tampoco hace falta un GPS, aunque siempre está bien llevar alguna aplicación de móvil que te permita guardar tu track o ver si estás siguiendo el camino correcto.

alicante barranc de l'infern barranco infierno senderismo camino

No dejes que la pereza pueda contigo y date un paseo por el infierno en el interior de Alicante. Más información en la web Linkalicante.

¿Quieres hacer la ruta del Barranc de l’Infern? Aquí puedes hacerlo:

  • Busca tu vuelo más barato a Alicante aquí o a Valencia aquí.
  • Escoge el hotel que más te guste al mejor precio en Dénia aquí.
  • Alquila el coche en Valencia y Alicante al mejor precio con Sixt aquí.
  • La mejor guía de la Comunidad Valenciana aquí
  • Contrata tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí.

 

5 comentarios

  1. […] El Barranc de l'Infern: 7.000 escalones de trekking en Alicante […]

  2. josep
    5 Octubre, 2016 en 20:37 — Responder

    No es aconsejable en verano por el calor. preferiblemente hacerla en primavera pero siempre empezar como muy tarde a las 08:00. es una maravilla.

    • 13 Octubre, 2016 en 11:58 — Responder

      Hola Josep y bienvenido al blog 🙂
      Tienes toda la razón, teníamos pocos días para pasar en la zona y como el tema del coastering no se supo hasta última hora acabamos improvisando y llegamos bastante tarde para hacer la ruta. A primera hora se debe disfrutar mucho más, aunque a nosotros nos encantaron los paisajes incluso con el calor 😉

  3. Sergio
    6 Octubre, 2016 en 11:38 — Responder

    Buenos días.
    Gracias por publicar esta ruta.
    Y añadir que… lo mejor para el senderismo es iniciar siempre la marcha a las ocho, si me apuras siempre antes de las nueve.

    Un saludo y a seguir saltando! 🙂

    • 13 Octubre, 2016 en 12:00 — Responder

      Hola Sergio y bienvenido al blog 🙂
      Toda la razón también como le decíamos a Josep. Como tuvimos que cambiar de planes e improvisar un poco en el último minuto no llegamos todo lo pronto que habría sido deseable.
      Gracias, buenos viajes para ti también 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *